Cada idioma requiere un número de horas distinto para alcanzar cierto dominio en distintos niveles. El tiempo necesario también depende de la prioridad que se desee dar a cada una de las siguientes habilidades lingüísticas:

  • Hablar
  • Leer
  • Escribir
  • Escuchar

Otro factor importante que se debe tener en cuenta es lo que desea hacer con el idioma. Dialogue puede crear programas que se basen en tareas (empresariales) específicas: técnicas de negociación, presentaciones, realización de llamadas y uso de redes sociales.

Una vez que analicemos el punto de partida y el potencial del alumno, podremos ofrecerle un número aproximado de horas necesarias para adquirir una competencia específica en un idioma.

¿POCO Y FRECUENTE O RÁPIDO Y AGRESIVO?

La combinación de una formación intensiva y constante es la mejor opción. La formación semanal y constante que ofrece Dialogue permite forjar los conocimientos básicos y familiarizarse con el idioma. Nuestros cursos intensivos y semiintensivos aceleran el aprendizaje de forma significativa. Esto genera confianza y entusiasmo.

El mejor enfoque consiste en considerar el número de horas necesario para alcanzar el nivel objetivo junto con el plazo fijado por el patrocinador. Después, basta con partir de ese punto. Así, podrá saber si necesita dos horas a la semana o empezar por un curso intensivo.

«DIALOGUE ES SENCILLAMENTE EXCEPCIONAL, NO PODRÍA CONTAR CON UN PROVEEDOR MEJOR EN TODOS LOS ASPECTOS»Vectura

Conseguir que los alumnos se apliquen garantiza a los patrocinadores que obtengan un retorno de la inversión positivo. Los informes frecuentes y periódicos mostrarán el progreso individual. Consideramos que realizar controles de vez en cuando mantiene centrados a los alumnos que están en las nubes.

Visitar el país objetivo, ya sea por negocios o placer, acelera el progreso significativamente. ¡No hay nada mejor que aprender mediante las experiencias de uno mismo! Interactuar con la cultura local es otra forma de ganar seguridad y ampliar los conocimientos culturales.

La formación dentro del país (vivir con una familia local, si es posible) ofrece resultados aún más efectivos. Simplemente trate de evitar tirarse siete horas encerrado en una clase (eso también lo puede hacer en casa) y procure obtener todas las experiencias de la vida real. El tiempo que pase con la familia, el profesor u otros miembros de la comunidad local no tiene precio. Seguir de cerca a un compañero en la oficina local funciona de maravilla para forjar relaciones y entablar amistades.


¿CÓMO FUNCIONA?

Empezamos por realizar un análisis exhaustivo de sus necesidades de formación (TNA) y una valoración del nivel del idioma extranjero. A raíz de esto, calculamos el número de horas necesarias para alcanzar los objetivos establecidos en el TNA.

A continuación, determinamos las metas, la frecuencia de los controles y los exámenes para cada alumno e idioma. Se trata de un proceso colaborativo. Usted nos indica lo que mejor le conviene en términos de tiempo y presupuesto y nosotros nos encargamos del resto.